Sexo en el trabajo

Por  |  0 Comentarios

EL SEXO ENTRE COMPAÑEROS DE TRABAJO ESTÁ MÁS GENERALIZADO DE LO QUE APARENTA Y MÁS SI SE HACE EN LAS PROPIAS INSTALACIONES DE LA OFICINA.

Los resultados de una reciente encuesta entre empleados son demoledores: Los trabajadores admiten de forma mayoritaria haber tenido relaciones sexuales con un compañero de trabajo en las instalaciones de su oficina. La mayoría asegura no tener ningún prejuicio sobre disfrutar de encuentros íntimos en su espacio laboral. En esta encuesta participaron más de 31 mil personas entre los 33 y 36 años de edad. Según otro estudio realizado por expertos, se ha averiguado cuáles son los lugares más comunes elegidos por los trabajadores. Y a pesar de que las respuestas fueron modificadas para que no se indujera una inercia que estropeara la muestra, la gran mayoría coincidió los mismos lugares, algo que sorprendió a los promotores del estudio.

LOS LUGARES ELEGIDOS

La Oficina. Muchos admitieron que la atracción física es tan fuerte y hay tanta adrenalina que tienen relaciones debajo del escritorio, sobre el de alguien más, en una silla, en los vestuarios, hasta sobre la mesa de la sala de reuniones. Cualquier lugar que ofrezca la mínima comodidad es suficiente para realizar lo que llamaríamos “una cosa rápida”.

El Ascensor. “Nos encontramos en el piso 13º”, es un clásico entre los encuestados, enviar un mail a su pareja del trabajo y citarse en algún piso. Revelan que lo más divertido es cuando sube un extraño y ellos deben disimular. Esta es una práctica de riesgo “extremo” ya que puede haber una cámara de vigilancia que este grabando o la visita inesperada en una parada intermedia. El nivel de adrenalina es máximo. A la práctica el ascensor solo da para una tranza y cuatro toqueteos, no llega ni para una “cosa rápida”.

El estacionamiento. Aseguran que hacerlo en el auto es muy excitante ya que el espacio reducido, el calor y el estrés realmente calientan los ánimos. Además tienes ventajas como la de no necesitar pagar una habitación en un hotel. El uso del estacionamiento es quizás el más extendido y seguro, aporta mayor tranquilidad, pero hay que tener en cuenta que también en los parkings existen cámaras de seguridad y hay que controlar los horarios de entrada y salida del resto de compañeros para no tener sorpresas. Hay que ventilar el coche al salir, ya que la humedad del calor generado empaña los cristales y nos puede delatar facilmente.

Las escaleras de emergencia. Lugar disponible para tener apasionadas sesiones sin cámaras de seguridad, al igual que en algún pasillo del recinto. Esta opción si es la más tranquila y segura, ya que a nadie se le ocurre circular por las escaleras de emergencia, así que no tendremos visitas inesperadas (esperemos que no haya un aviso de incendio).

El Hotel. Esta es la más clásica y más común de todas las opciones. La mayoría de los empleados acuerdan salir al mediodía de la oficina por separado, encontrarse y darse un revolcón en una habitación de hotel o pensión cercana y volver al trabajo después y aquí no ha pasado nada. Todo discreto y limpio.

El Sauna. Es la opción más simple, menos costosa y más rápida. La hora de la comida es la preferida. Se acuerda el encuentro en uno de los saunas cercanos y se disfruta del polvo. Una Ducha y como nuevo para afrontar el resto de la jornada de trabajo.

Los Baños. También un clásico para tener sexo en la oficina. El morbo del temor a ser encontrados en plena faena pone caliente hasta al más serio de los ejecutivos. Espacio reducido con poca luz y la necesidad de permanecer en silencio son los morbos añadidos al lugar. ¿Te imaginas estar haciendo una mamada a tu compañero y tener a tu jefe meando al lado?¿Excitante verdad? Adrenalina por las nubes asegurada.

Recopilamos y editamos toda las notas e información que puedan interesarte. Queremos traerte todo aquello que te interesa leer. No dudes en escribirnos y darnos tu opinión!

Comentá esta nota

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *